jueves, 4 de octubre de 2007

Los 5 mejores testimonios de La Hora Chanante

... de momento. Por ello, la lista que viene a continuación no es definitiva. Tampoco pretende serlo, al menos. Sin embargo, sí es una pequeña muestra de lo que aquí y ahora considero que es lo mejor de esa pequeña sección de ese programa que todos conocéis y que, por ello mismo, no necesita de presentación alguna. Así que basta ya de seriedad y pasemos ya a lo que de verdad importa. Dejemos hablar a los vídeos.

5. Bjork

El más difícil de elegir. Ahí están grandes testimonios como los de Pat Morita, David Hasselhoff, Mihail Gorbachov o Bill Cosby, todos ellos se quedan en el tintero.
Yo soy una persona muy especial, medio lapona, medio esquimal, medio mongola.
Lo que pasa es que con Lars Von Trier, bien bien no termine. Tarifamos, tarifamos.
A mi no me hace falta sardinas para beber agua.
A veces me gusta sugerir sólo con la mirada; a veces soy una niña mala, a veces soy una niña buena.



4. Anatoli Karpov

Mi truco es que nunca me pongo nervioso.
¿A vosotros Kasparov qué tal os caía? Bien, ¿no? Porque con vosotros era de otra forma.
Me hacía así y me daba patadas por debajo de la mesa. Y me echaba eructos, me los proyectaba.
Está loco, está loco, ¿quién dijo eso?
He acabado en tablas. ¡Conmigo mismo!



3. Francis Ford Coppola

Que ahora lo que os gusta es que las cosas vayan rápidas, y lo que hay que hacer es aguantar.
Francis-Ford-Coppola. No diga cine, diga Coppola.
Cuando estaba haciendo Apocalypse Now, que no me salió nada bien, me puse todo gordo, que allí no había na más que rebozao.
En la última escena, me llamo Marlon Brando y me dijo: voy a venir delgado. Bien, muy bien. Vino gordo como una nutria.
Todos los que quereis ser directores de cine, mi consejo es que no lo hagáis. La mayoría no lo vais a conseguir en vuestra vida, y el resto ibais a hacer mierdas, ¿Pues pa qué?



2. Mr. T

Yo me pasaba todo el capítulo transmitiendo sensaciones.
Cada capítulo era distinto al otro. No era predecible en ese sentido.
Los personajes nada estereotipados. Cada uno era muy complejo.
Me gustan mucho los niños. No tanto como a Michael Jackson, de acos, de amagarme con ellos, pero me gustan bastante.
Porque yo de esto he desarrollado una teoría, que en la vida existe el bien y existe el mal. Porque en la vida son contrarios. Está la noche, el día; el negro, el blanco; el melón, la sandía; el queso fresco, el queso curado; la naranja guasintona, la pera de agua.
Alejaros de las drogas, son asuntos sucios.



1. Tim Burton

Todo en él es cojonudo.


No hay comentarios: