miércoles, 24 de octubre de 2007

Exégesis Tomista

Un nuevo engendro ha visto la luz. Un nuevo blog ha sido creado en la Blogosfera. No importa que ésta esté superpoblada de contenido infame. Esa consideración es innecesaria para lo que nos ocupa. Un poquito de respeto, por favor.

Lo que nos ocupa es el blog de Julián, monje dominico. Ser servicial guiado por los designios del altísimo. Especialista en teología y, en concreto, en filosofía tomista. Acostumbrado a una vida férrea y sedentaria, sin grandes ambages, o más bien, sin ambages en absoluto. Un tipo que se maneja con igual soltura tanto en la más impenetrable de las abstracciones como en los menesteres y vicisitudes que acarrean el loable afán de llevar una existencia virtuosa, al abrigo de toda inquisición moral o ética. Una persona, a fin de cuentas, íntegra. De los que ya no quedan. De los que se visten de los pies a la cabeza. Un señor como la copa de un pino.

Exégesis Tomista es su contribución a la red de redes. En él acostumbrará a ilustrarnos acerca de la materia más alta y honorable a la que el conocimiento humano ha tenido la suerte de tener acceso: la teología. Gracias a él, conoceremos los entresijos y vericuetos de esa magna doctrina. Cuestiones como la santísima trinidad, la demostración de la existencia de Dios o el sexo de los ángeles serán sólo pequeñas pinceladas del ingente proyecto en el que se va a sumergir.

Porque la filosofía también tendrá su hueco, eso sí, con sus límites. Los impíos y herejes como Leibniz o Platón no tendrán cabida. Y charlatanes como Hume, Kant o Wiittgenstein... eso no es filosofía. ¿Nietzsche? ¿Quién es ese? No, aquí tendrás filosofía de la buena. Santo Tomás de Aquino sobre todo, es decir, en metafísica y epistemología será la referencia. En cuestión de ética, el juicio del venerable San Agustín será la regla, ejemplo de rectitud moral en todos los sentidos. La estética sera cosa de Boecio. La filosofía política, para Plotino. Las más modernas doctrinas acerca de la palabra y el pseudo-conocimiento serán materia de Pedro Abelardo. Vamos, una filosofía plena y robusta, con un ojo en la tradición y el otro también.

Todo ello será divulgado por Julián que, con su habitual (para los que le conocemos) fino sentido crítico e inexpugnable honestidad intelectual, irá desgranando todas las áreas del santísimo conocimiento científico. Además, gracias a su inestimable empatía cognoscitiva con el vulgo, hará comprensibles los misterios de la revelación.

Hoy ha nacido aparentemente un blog, pero en realidad, ha nacido algo más. Ha nacido un referente espiritual para nuestras almas. Por ello me reitero: un poco de respeto. Vuestra salvación depende de ello.

Con todos ustedes: Exégesis Tomista.

Que lo disfruten.

6 comentarios:

Julián dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julián dijo...

Por sorprendente que resulte, hasta el mismisimo diablo puede admirar los intereses del Altísimo, ya sea por obra de gracia o de burla.
Agradezco a Ignatius que, pese a ser un veterano del blogocosmos, se halla tomado la molestia de apadrinarme en esta tan desaforada empresa de iniciarse en los caminos del... ¿he escrito antes blogocosmos? También mishermanos de monasterio me apoyan en la misión. Se tratará, como bien ha escrito Ignatius, de salvar, de instruir, de erigir altos edificios en loor de nuestro Señor. Son tiempos en los que nadie cree en nada, tiempos de escepticismo... en los que un personaje con bigote (nunca recuerdo el nombre) sigue viviendo para decir que Dios ha muerto... no sobran los libros de auténtica ciencia. De nuevo un agradecimiento a Ignatius, aunque bien me ha advertido el prior que no debo andar en tratos con el demonio... Porque nadie puede saber si miente o dice la verdad,si existe o no, si se viste de negro o de blanco... Cuidado, hermanos,cuidado.

FERDINAND dijo...

Jose este comentario no pretende discutir nada en concreto, bueno diría más, ni en concreto ni en general, ni tampoco va sobre las alabanzas o desdichas entre bloggers, simplemente creo que hay que tener presente un error bastante sería en el comentario de Julián, y es que el hecho de haber tomado muchas copas, hace que en vez de escribir "haya tomado", este señor se haya inventado una nueva palabra HALLA en su segundo parrafo, es bueno incorporar vocablos nuevos a nuestra querida lengua, pero no se si en esta ocasión Sto. Tomás hubiera permitido este "desliz pecaminoso".

Julián dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julián dijo...

No he podido evitar,Ferdinand, leer su misiva hacia la Incubadora del mal, pese a dirigirla hacia alguien que no conozco. Le agradezco enteramente su corrección, pero le aseguro que no había tomado copa alguna... Y por favor no diga eso si no quiere que me expulsen del monasterio por beodo. Simplemente es un fallo gramático que suelo cometer a veces. Supongo que su error de la cuarta línea no es gramático, sino que se debe a un descuido a la hora de escribir, ¿querías decir ''serio'' o ahora todo el mundo bebe cuando escribe? espero que no sea así.
Gracias por la atención y un saludo, me gustaría tenerle cerca en mi blog, para que de vez en cuando pueda corregirme, o copiarme textos tan preciosos como el que acaba de colgar. Paz contigo.

Ignatius Reilly dijo...

Amigos de La Incubadora del Mal, no os enzarcéis en disputas fútiles. Sí, ninguno de los dos sabéis escribir, pero, ¿acaso importa?

Sí, importa. Arderéis en el infierno por no saber escribir con corrección.