lunes, 22 de febrero de 2010

Las almorranas pueden tener cura

Siempre he sospechado que Youtube era algo así como una especie de ser omnisciente y todopoderoso capaz de escudriñar hasta el final la más mínima relación existente entre dos cosas absolutamente divergentes. Un plano sinóptico de la realidad musical. Bien, esa sospecha teñida de leve fe pero implacable agnosticismo tuvo ayer, a ojos de un servidor, su prueba más poderosa y contundente.

De la cruda manifestación de que el tabasco puede provocar ardor de estómago...



...a la homosexual constatación de que tu esfínter supura pus.


Y todo, a un sólo golpe de click.




lunes, 15 de febrero de 2010

Carnavales

Podría escribir una larga y densa parrafada acerca de como los carnavales suponen una sutil metáfora de la condición humana; un velo por el cual la apariencia y el encubrimiento se erigen por encima de todo lo demás. Algunas personas no celebran los carnavales una vez al año, viven en ellos la totalidad del mismo. Podría escribir sobre eso, decía, pero no lo haré. Y no lo haré porque básicamente no estoy muy convencido de ese discurso, aunque me gusta como suena.

Los carnavales, esa celebración heredera de las bacanales griegas, son el pistoletazo de salida para poner en práctica ideas originales y no tan originales. Como ejemplo de idea original, puedo citar la idea que tuvieron en mi cuadrilla: disfraz colectivo de quién es quién con perfomance incluida para que cualquier par de desconocidos puedan reirse un rato mientras uno de ellos trata de adivinar, a lo sumo en tres preguntas, en quién está pensando el otro. Gran idea.

Yo, en cambio, fui menos original. Me disfracé del Joker de Heath Ledger con resultados más que aceptables. En un bar un tipo se me acercó y me pidió sacarme una foto. Yo acepté. Después me dijo que me había quedado cojonudo. En otro bar pasó lo mismo con otros dos tipos. Frikis ambos también. Un disfraz hecho por un friki sobre la base de un tema friki para el deleite y disfrute de otros frikis. Jodido frikismo que al final deja todo en familia. Como debe ser.

Termino estas líneas mañaneras mostrándoos unos retazos de lo que fue el disfraz.






Why so serious?

No tiene nada que ver, pero os dejo este temazo.