domingo, 11 de noviembre de 2007

De mayor quiero ser rey

Sí, lo acabo de descubrir: se vive bastante bien siendo rey. Haces lo que quieres, dices lo que te da la gana y, sea para bien o para mal, siempre acabas saliendo reforzado de los entuertos en los que te metes.

Véase: En una recepción internacional das la bienvenida a tus invitados cordialmente pero con un rictus a la vez de seriedad en tu expresión. El rey mantiene la compostura en una recepción de altura, será la interpretación periodística y no, por ejemplo, el rey se mantiene seco y distante en la recepción. O bien: Estás en la presentación al mundo de tu nieta recién nacida (exacto, como si de tu nuevo barco se tratara) y gastas unas bromas a tus amiguetes de la prensa. El titular será: El rey y su sentido del humor crean furor entre la concurrencia. Y no: El rey huele a vino.

Por eso mola ser rey, porque nunca eres juzgado. (Y que cojones, porque no te tienes que preocupar de llegar a final de mes, aunque esto para lo que quiero decir es secundario.) Supongo que si al rey nunca se le juzga, en parte es porque él nunca efectúa esa operación. Básicamente tu deber como monarca parece que es vivir la vida y estar ahí donde se requiera tu presencia. Sin ningún fin u objetivo ulterior, simplemente estar.

Por eso sorprende que en ocasiones el rey de un puñetazo en la mesa y se haga escuchar. Sí, son momentos puntuales muy esporádicos, dispersos en la maraña de obligaciones y compromisos en los que el rey se ve inmerso, pero existen. Vaya que sí existen.

La noche del viernes al sábado (aquí sábado ya), en la cumbre iberoamericana celebrada en Chile, fue uno de esos escasos momentos en los que a Juancar le tocó currar. La situación era la siguiente: Hugo Chávez había hecho unos comentarios despectivos sobre Aznar. El típico discurso panfletario que tan bien domina el presidente venezolano, para que me entendáis. Entonces Zapatero le hizo una réplica, pero mientras esto sucedía, Chávez seguía a su bola. Es entonces cuando entró en escena el rey de todos los españoles. Entre miradas y gestos inquisitivos intentó amilanar al presidente venezolano. Y bueno, el resto podéis verlo a continuación en el siguiente vídeo.



Que grande Juancar. Nunca la expresión "el rey del pueblo" tuvo tanto sentido. Véase: en todo sus sentidos.

7 comentarios:

Fray Julián dijo...

Zapatero, como buen político, con su educación y hablar de escuela, separando y repitiendo las palabras, para que nos quedemos con la copla, repitiendo palabras para que nos quede claro que no se le deja hablar y que es el otro el mal educado... Toda esta escuela de hablar político, de educación de traje y corbata... Mire usted, se viene abajo cuando el hombre llano y castizo habla:

¡Por qué no te callas!

Le faltó añadir... coño.

Piluky dijo...

No sólo no es juzgado, sino que encima es irresponsable de sus acciones, así que si un día se planta los galones de jefe del ejército y le da por someternos a una dictadura, pues es inmune. Eso sí, no lo hace porque el rey es "muy humano" (no sabes lo que me toca las narices esa expresión).

Encima,mientras que nuestro presidente (al que ha elegido la mayoría del pueblo, sea el hombre como sea) está hablando en representación nuestra, salta el otro en plan "mira cuán verdulero puedo llegar a ser" y le corta el turno de palabra a nuestro presi que sólo exige y exige.

El rey debe limitarse a guardar la compostura y a figurar. Ya hemos elegido nosotros a nuestros representantes para que hablen por nosotros, gracias.

En fin.

Gabico dijo...

¿Quién coño es este?

Sugoi dijo...

Bueno, decir que aunque admito que el comentario es un tanto demagógico, Hitler también fue elegido democráticamente (eso he oído por lo menos). Aznar no deja de ser fascista porque lo haya elegido la mayoria de los españoles, pues también ellos pueden ser fascistas.

Bueno, después de este inciso, me pregunto yo ¿por qué no te callas tú juancar? ¿Por qué no te callas si estas viviendo del cuento sin que nadie te haya elegido? Desde mi punto de vista, tiene bastante más derecho a hablar Chavez que el rey, y creo que no hace falta explicar porqué, aún teniendo un discurso panfletario (igual al de todos los políticos, dicho sea de paso).

Ignatius Reilly dijo...

Gabico: Ésta, y es Piluky, regente de un excelente blog sobre filosofía:
http://www.lacoctelera.com/piluky

Sugoi: Ummm, si tu primer párrafo es cierto ( que creo que sí), es decir, si es cierto que alguien elegido democráticamente pueda ser fascista (paradoja del método de la democracia: puede llevar al totalitarismo), y lo fascista por definición es denunciable, nada impide que lo que dice Chávez sea denunciable, a pesar de haber sido elegido democráticamente. Ergo, el rey actúa bien xD.

Un momento, ¿estoy defendiendo al rey? ¡No! Lo que dice está bien, pero el desde-dónde lo dice no, pues no ha sido elegido. ¿Despotismo ilustrado? No gracias.

Otro momento, ¿estoy defendiendo a Aznar? ¡No! Por el amor de Dios, nunca una mayoría absoluta fue tan perniciosa y de pensamiento único como en los años 2000-2004.

Momento final: ¿por qué no se callarán todos?

Sugoi dijo...

En eso último que has dicho... totalmente deacuerdo. Que se callen todos.

De todas maneras admito que uso el termino fascista de manera degenerada. Pero supongo que se me entiende.

Jon dijo...

Además hay otra cosa que mola de ser rey; ser usurero público.

Los 'padres de la Constitución' post-Franquismo decidieron que, debido al período de transición, el monarca debía permanecer en el hueco de poder destinado para él por cortesía de Patxi pantanos (oséase, Franco). Se trataba de dar estabilidad a la situación política de un país que había tenido intentos de golpe de estado.

Bien, pues era provisional. Pero esta vez, provisional cogió el carácter provisional de la estación de autobuses de Vitoria-Gasteiz (14 años de provisionalidad). Se decidió que el pueblo español debería elegir, vía referéndum, si querían tener una república o una monarquía.

Gracias la espiral del silencio mediática de la cual hablaba Noelle-Neumann y de la inmunidad de la Casa Real, al 'pueblo' se le ha olvidado esto y el referéndum sigue sin celebrarse asumiendo que esos usureros son los reyes legítimos de España, por la gracia de Franco.

Toma esa.