lunes, 30 de junio de 2008

Deliverance (2)

Lo peor que le puede pasar a una canción de Progresivo es que sea seccionada, dividida y finalmente amputada. Cualquier vertiente dentro del progresivo se caracteriza, como su propio nombre indica, por la no linealidad de su estructura, por la imprevisibilidad de su desarrollo. Lo que define a las canciones progresivas es, a fin de cuentas, su progresión. Por imperativos Youtubianos, la siguiente canción está seccionada y dividida en dos trozos, aunque, al menos, no está amputada. El grupo, Opeth. La canción, Deliverance, homónima de su sexto disco de estudio.








Cuando el death metal se topa con el progresivo surgen maravillas como ésta. De las más pesadas y contundentes de la carrera del grupo sueco, los interludios acústicos, las variaciones sobre el tema principal, las escalas, la rítmica y el desarrollo entero, todo, es una auténtica lección de composición con mayúsculas. Con todo, no será del gusto de la mayoría. Para el resto: disfrutadla.

3 comentarios:

Piluky dijo...

:)

Gabico dijo...

Este blog huele a rancio! Actualiza pequeño portador del conocimiento.
No me preguntes el porqué de mi insulto/piropo.

Julián dijo...

Me parece que el autor de este post está incapacitado para actualizar porque se haya a muchos kilómetros de su hábitat natural, de fiesta, desfase y aventura... Que lo cuente él a la vuelta si quiere.

¿Cómo si no hubiese faltado a la ineludible canciónd el lunes? XD