jueves, 24 de abril de 2008

La forma lógica del esperpento

Mañana tengo que hacer una exposición sobre el Tractatus Logico-Philosophicus, ya sabéis, el libro de Wittgenstein. Bueno, en realidad tengo que hacer una exposición acerca de la ontología del tractatus, pero ya se sabe: empiezas hablando de lo que es el caso y acabas hablando de la escalera y de lo que no se puede hablar, mejor callarse (osea, inevitablemente de todo el libro).

Empecé ayer a prepararme la exposición. Es una suerte que el libro sea tan corto, pero lo cierto es que no lo recordaba tan oscuro. Y es que hay momentos, sobre todo al principio, en los que Wittgenstein dice una cosa y luego la contraria, y el comentador dice que es un desliz terminológico y...

No os voy a aburrir con los problemas exegéticos que encierra la obra. El caso es que mirando la bibliografía de la edición que poseo, los clásicos de la filosofía de Tecnos, a cargo de Valdés Villanueva, he visto que existe una especie de adaptación musical del libro. Y no he podido resistirme a tamaño ítem cultural.

Tras unas escuchas podemos afirmar que nos encontramos ante la forma lógica del esperpento, aunque el disco se titule The Tractatus Suite (un título especialmente afortunado). Lo firma un tal M.A. Numminem, el cual seguro que tiene una plaza en su pueblo dedicada a su figura. Por desgracia no hay constancia de ello en la Guía Campsa.

Os dejo a continuación los seis cortes que componen el disco. Seis auténticas rarezas del mundo de la música y la apicultura, porque (pregunta de examen:) ¿qué sería de la música sin la apicultura?













Me sorprende que hayáis llegado hasta aquí abajo. No tenéis solución: estáis absolutamente jodidos.

2 comentarios:

Piluky dijo...

¡OMG! Estoy mucho más jodida de lo que pensaba, porque hasta me ha hecho gracia, mira tú.
Suerte en la exposición.

Ignatius Reilly dijo...

Sí... es gracioso... sí, por qué no (estás jodida, pero tranquila, yo también).

Gracias, la necesitaré.