domingo, 18 de mayo de 2008

Te quiero follar y al otro cortarle las patillas

Que la televisión sea un espejo de la sociedad que la contempla no es un hecho, es el abc. Bien es cierto que es difícil dilucidar si la televisión condiciona a la sociedad o es la sociedad la que condiciona la televisión. Yo me quedo con la segunda opción, habida cuenta de que bajo una lógica económica, la televisión oferta un producto al espectador. Sea como fuere, pocos análisis sociológicos son mejores que echar un vistazo a los primeros puestos de los rankings de audiencia. Si lo hacemos, nos encontraremos excrementos del pelaje de realities, telenovelas baratas, bazofia cardiaca o concursos donde el más idiota es vitoreado como genio inventor de la pólvora.

La sociedad no está enferma; es un cáncer en si misma.

Si sois de la clase de gente que trasnocha (por amor al arte o por castigo), y contáis con una televisión en vuestras casas, os habréis percatado de la alarmante proliferación de concursos idiotas a altas horas de la madrugada. Estos concursos idiotas (a la espera de una denominación estandarizada y más precisa...) consisten, básicamente, en un presentador y/o presentadora tratando de persuadir a la audiencia para que llamen y puedan ganar alguno de los premios que se muestran en el expositor de atrás. Y las preguntas no son precisamente del estilo de las de Saber y Ganar, por ejemplo. Un nuevo insulto a la inteligencia del espectador.

Aunque no siempre es así...



6 comentarios:

Julián dijo...

Al parecer a esas horas ya no curran los que llaman desde antena 3 haciéndose los espectadores... Claro, lo hace real y luego pasa lo que pasa... jaja

Nunca sabremos si era un salido, un dios, un colgao o un tío que se había apostado los Golden Grahams.

Devin Town dijo...

Jajajaja fijo que estaba de risas con los colegas y había alguna apuesta de por medio. Lo mejor es la cara que se les queda, que pena que el vídeo no dure un par de segundos más para poder ver mejor su reacción.

Con lo dicho en el post estoy de acuerdo contigo Ignatius, es la sociedad la que condiciona la televisión sin duda alguna. No deja de ser un negocio como otro cualquiera. Si la gente ve (y quiere) realities pues eso se les dará. Aunque hay algo que siempre me sorprende; si haces una encuesta por la calle preguntando cuantos realities o cuantos programas del corazón ve la gente seguramente la conclusión no se corresponda con los datos de las audiencias. Lo digo más que nada porque conozco a muy poca gente que afirme ver estos programas, y luego…ya ves. Una cosa está clara, si no los viese nadie no los pondrían y cuando termina uno empieza otro…

Gaizkorn dijo...

Opino que la realación tele-espectador es recíproca, si bien como el compi Devin afirma que la audiencia condiciona la programación no debemos olvidar que las ideas para los programas no salen de las cabecitas de los televidentes, es en los despachos de las cadenas y sus productoras donde se fraguan.

Uno de los puntos más débiles de la televisión es la falta de libertad de los individuos con respecto a sus contenidos, por eso confío en que internet acabe derrocándola en un par de décadas, de no ser así tendré la certeza de que los humanos somos idiotas.

Un saludo desde UK!

Ignatius Reilly dijo...

Gaizkorn dijo: "Uno de los puntos más débiles de la televisión es la falta de libertad de los individuos con respecto a sus contenidos, por eso confío en que internet acabe derrocándola en un par de décadas, de no ser así tendré la certeza de que los humanos somos idiotas."

Amén.

moi de tiana dijo...

¿cuántos triángulos hay en ésta imagen?
repito: ¿cuántos triángulos hay?
no són 13, no son 16, no es 1...
te están esperando 300 euros más el bote de 2000, a ti que me estás viendo desde tu sofá, ¿cúantos triángulos ves?

yo me quiero presentar al casting para presentar uno de esos programas... ¿cómo pueden llegar a hablar tanto sin decir nada, los cabrones? admiro esa habilidad...

hahah, el vídeo vuenísimo, creo que para algo así es por la única razón por la que me gastaría el puto euro con 60 más iva...
quizás llame esta noche

contactos esporadicos dijo...

Buen escrito
Me ha gustado este blog