viernes, 31 de agosto de 2007

Una de hostias

Normalmente cuando pongo vídeos de fútbol, me gusta que sean de jugadas bonitas: regates, pases, goles, etc. Pero esta vez no. Esta entrada no va a ir de eso. Esta vez el asunto va a ir de hostias. Sí, golpes y castañazos de todos los colores: humillantes, dolorosos, estúpidos, rocambolescos, cómicos, irónicos, escatológicos, torpes y principalmente absurdos. ¿Y por qué? Porque el fútbol puede ser maravilloso.



No hay comentarios: