domingo, 19 de agosto de 2007

Dios no juega a los dados

Así contestó Einstein a los defensores de la mecánica cuántica. El físico alemán estaba absolutamente convencido de que el universo que habitamos debía estar regido por leyes absolutamente deterministas, y éstas, debían ser conocidas por el ser humano. La mecánica cuántica, sin negar la primera afirmación, ponía en tela de juicio la segunda debido a las limitaciones inherentes a la labor de observar y teorizar los fenómenos en la escala microscópica. Es el conocido principio de incertidumbre de Heisemberg.

Y ahora, algo completamente diferente:



2 comentarios:

Ulysses dijo...

Einstein dijo: "Dios no juega a los dados", Stephen Hawking dice: "Dios no sólo juega a los dados. A veces también echa los dados donde no pueden ser vistos.
Muy bueno el jugador de Dados,¿sera capaz de jugar contra Dios?
Saludos

Gaizkorn dijo...

Einstein opinaba como muchos científicos de su época, por así decirlo estaba sugestionado. Una prueba de esto es que en su Teoría de la Relatividad incluyó la Constante Cosmológica que en pocas palabras venía a decir que el Universo es estático.
Años más tarde prefirió cambiar el nombre de esta teoría por la de "mayor error que he cometido en mi vida".