domingo, 6 de enero de 2008

Tengo que admitirlo:


Puedo ser aún más pedante.


Hoy comienza mi periplo por la selva ya no virgen de los trabajos y exámenes de la carrera. A filosofar filosofástricamente. Y un brindis al sol.

No hay comentarios: