domingo, 13 de mayo de 2007

Remastered - A 20th Annibersary Tribute (2006)



1. Machine Head - Battery (5:01)
2. Trivium - Master Of Puppets (8:07)
3. Mendeed - The Thing Taht Not Should Be (6:38)
4. Bullet For My Valentine - Welcome Home (Sanitarium) (6:12)
5. Chimaira - Disposable Heroes (8:18)
6. Fightstar - Leper Meshiah (5:39)
7. Mastodon - Orion (8:24)
8. Funeral For A Friend - Damage Inc. (5:03)

Con ocasión del 20 aniversario de la edición del Master Of Puppets, la edición inglesa de la revista Kerrang decidió congregar el año pasado a algunas de las bandas más importantes del panorama metálico actual para que, cada una con una versión, contribuyeran a homenajear el disco de thrash metal más importante de todos los tiempos. El resultado fue este Remastered.

A la hora de valorar un disco de versiones, uno se ve en la tesitura de escoger un criterio para juzgar la calidad de éste. Normalmente, o te encuentras con versiones fieles a las originales o por el contrario con canciones que añaden novedad y singularidad, piezas que suman algo nuevo o fresco al material del que parten. Decidir por un criterio basado en la fidelidad o en la singularidad depende de los gustos personales de cada uno y, en mi caso, suelo valorar más el encontrarme con muestras de la segunda posibilidad. Sin embargo, para este Remastered el criterio a elegir no parece tan sencillo, o al menos, no tan a gusto del consumidor, pues no hablamos de una compilación de versiones de temas míticos de Metallica ordenados sin ton ni son, sino de una vuelta, canción por canción, al Master Of Puppets. Por tanto, habrá que examinar si las ocho canciones que conforman Remastered logran conseguir un todo homogéneo. Si respetan la atmósfera, el aura, o lo que cojones sea que tiene el original para que éste sea considerado casi universalmente como la piedra angular del thrash metal (junto con el Reign In Blood de Slayer), y por extensión, como uno de los pilares del rock y el metal en general. Y vale he dicho.

Después de esta absurda digresión metodológica, vayamos canción por canción. El disco comienza como no podía ser de otra manera con Battery, canción que corre a cargo de Machine Head. Lo más destacable de la canción es la voz de Robb Flynn, que hace recordar al vocalista de Burn My Eyes o The More Thing Changes y no tanto al de The Burning Red o Supercharger. En cuanto a la instrumentación es calcada al original, salvo por la diferencia de producción y sonido. Los encargados de versionear Master Of Puppets son Trivium. Tema bastante logrado que respeta al original y que no lo altera en prácticamente nada. Buena decisión por parte del grupo, ya que hablamos de una de las mejores canciones de la historia del metal. Si la decisión hubiera sido otra, muy bien lo hubieran tenido que hacer para que los puristas no hablaran de sacrilegio. No es el caso de Mendeed y su The Thing That Not Should Be, para mi la mejor versión de todo el recopilatorio. Canción que mantiene el espíritu oscuro de la original, pero que a la vez sabe añadirle ingredientes novedosos como pueden ser el uso del doble bombo con el fin de remarcar la contundencia, uso de armónicos en las guitarras con el fin de afilar los riffes, alternancia de voces death con voces limpias y la introducción de un solo totalmente nuevo y creado por ellos en la mitad de la canción. Buenísima. La primera parte del recopilatorio la cierran Bullet For My Valentine con Welcome Home (sanitarium). Más que correcta versión en la que lo más destacable es el tratamiento de la voz: muy melódica durante la primera parte del tema y rasgada y gritona durante la segunda mitad. La instrumentación es impecable pero no añade nada nuevo. Tampoco lo necesita.

Disposable Heroes de Chimaira abre la segunda parte del CD. No era la mejor canción del Master Of Puppets y tampoco lo es de éste Remastered. A pesar de que Mark Hunter intente modular sus gritos, estos hacen que el tema se haga bastante lineal. Fightstar son los siguientes en aparecer con Lepper Messhiah. En sí la canción no está mal, pero no acabo de tolerar el deje supuestamente melancólico que Charlie Simpson le da a la canción. No veo la tristeza que pueda provocar la existencia de algo parecido a un mesías leproso. La mayor frustración del tributo viene de la mano de Mastodon. Y es que su Orion no tiene nada de novedoso respecto al original, y eso viniendo de una banda que en sus últimas entregas discográficas ha hecho gala de una frescura nada convencional en la escena metálica internacional, es cuanto menos decepcionante. Y la producción de la canción no ayuda precisamente. El cierre llega con los hardcoreros Funeral For A Friend y su Damage Inc. Correcta pero sin destacar.

En éste Remastered vemos que hay dos bloques claramente diferenciados. Si las cuatro primeras canciones podrían haber entrado en cualquier disco de las bandas en cuestión, a modo de bonus track o de regalo para sus seguidores, las cuatro segundas solo tendrían hueco en algún recopilatorio de rarezas o similar. El disco adolece de homogeneidad en la producción de las distintas versiones, y eso juega en contra a la hora de lograr un digno homenaje.

En general, podemos hablar de que este tributo no hace gala al original, lo cual tampoco es de extrañar por la inmensa calidad de éste. Pero si es verdad que da la sensación de que tan sólo es la sombra de lo que podría haber sido. Una pena.

Me quedo con: La primera mitad del recopilatorio.
Si te gusta: Metallica, alguna de las bandas que aparecen, si simplemente te gustan este tipo de tributos.

Valoración: 6.4/10

No hay comentarios: