lunes, 22 de febrero de 2010

Las almorranas pueden tener cura

Siempre he sospechado que Youtube era algo así como una especie de ser omnisciente y todopoderoso capaz de escudriñar hasta el final la más mínima relación existente entre dos cosas absolutamente divergentes. Un plano sinóptico de la realidad musical. Bien, esa sospecha teñida de leve fe pero implacable agnosticismo tuvo ayer, a ojos de un servidor, su prueba más poderosa y contundente.

De la cruda manifestación de que el tabasco puede provocar ardor de estómago...



...a la homosexual constatación de que tu esfínter supura pus.


Y todo, a un sólo golpe de click.




1 comentario:

Eva PS dijo...

Buenos días,

Perdona que te escriba de forma pública pero no he encontrado otra forma de contactar contigo. Me gustaría que colaboráramos mutuamente intercambiando enlaces ya que tu blog trata de la misma temática que mi página.

Si estás interesado escríbeme a eva.paz.soto@gmail.com

Un saludo,

Eva